Buscar

Relleno de Ojeras con Ácido Hialurónico: Un Retoque para una Mirada Increíble



La piel del contorno de los ojos es cinco veces más fina que la del resto del rostro, que a su vez es cinco veces más fina que la del resto del cuerpo. 


Es importante señalar que en el contorno ocular hay 22 músculos periorbitales que están en continuo movimiento, por lo que es una piel que se distiende con facilidad.


Las ojeras aparecen por la disposición anatómica del seno venoso de la zona (factor hereditario). Es decir que su formación se debe a una disposición morfológica especial, que sumada a una piel tan fina, deja ver la acumulación de sangre, oscureciendo la zona. La falta de hierro también influye, pues su deficiencia resulta en una pobre oxigenación de los tejidos, lo que contribuye a la creación de coágulos en los vasos sanguíneos de la zona ocular. 


Por ello, expertos recomiendan el consumo de carnes rojas, yema de huevo, verduras de hoja y/o cítricos.


Pero además del factor genético y la falta de hierro, hay una tercera causa: "la pérdida de volumen de la grasa periorbital que hay alrededor de los ojos conlleva la aparición de surcos más oscuros, pigmenta la zona, aumenta la laxitud del párpado y da lugar a ojeras”


La mirada es uno de los rasgos faciales más importantes y uno de los factores que más provoca el aspecto de cansancio son las ojeras. No es extraño entonces el tratamiento de medicina estética relacionado con la disminución de ojeras con ácido hialurónico sea uno de los demandados.


Independientemente de la edad, muchos hombres y mujeres sufren hundimiento de la parte inferior del ojo, lo que comúnmente conocemos ojeras. Cuando estas ojeras son permanentes y no debidas a causas ocasionales como el cansancio o estrés, existe la posibilidad de mejorarlas mediante infiltraciones de ácido hialurónico para rellenar el surco bajo los ojos.


El proceso de aplicación del ácido hialurónico en las ojeras es sencillo


Consiste en realizar un pequeño pinchazo para inyectar el ácido hialurónico, y de esta forma rellenar y mejorar la densidad de la zona, reduciendo el hundimiento de la parte inferior del ojo y logrando obtener una mirada mucho más viva y expresiva.


La pigmentación oscura de la piel de la zona de las ojeras no cambia con la aplicación del ácido hialurónico aunque al rellenar el surco o hundimiento ocular se consigue mejorar muchísimo el aspecto envejecido, triste o cansado.


Para un resultado natural, el médico estético debe tratar de forma individual a cada paciente, aplicando en las ojeras el tipo y cantidad de ácido hialurónico más adecuado a las necesidades cada persona. El antes y después de la aplicación de ácido hialurónico en las ojeras es espectacular ya que se produce una mejora increíble de la mirada.

CCESMI México S. de R.L. de C.V. 

HACEMOS QUE LAS COSAS SUCEDAN!

Facebook

Instagram

Twitter